27.9 C
Ciudad Victoria
martes, febrero 20, 2024

Parámetros / Al estilo sindical de los 70´s

Relacionadas

Joaquín Hernández Correa, cree ir seguro en la política porque no está consciente de su ignorancia.

El diputado que alguna vez quiso sorprender diciendo que era del primer círculo del gobernador anda muy mal.

Joaquín Hernández Correa y Agustín de la Huerta Mejía, actual director de Conalep en Tamaulipas, están estructurando amarres para votar por un tal José Alfredo Jiménez para hacerlo presidente del PAN en Madero siendo este, totalmente desconocido para más del 80% de sus miembros activos.

Lo hacen, aun cuando saben que le han fallado a la militancia azul, pues acomodaron a su familia en puestos gubernamentales desamparando a sus leales seguidores.

Han sido muy lacerantes y la ambición los ha llevado a atentar contra el propio proyecto del gobernador.

Agustín de la Huerta esconde la mano tras tirar la piedra, quien es representada por Joaquín Hernández “La quinilla”.

Hace unos días, el veterinario que una vez fue alcalde gracias a su padre “La Quina”, emitió un video en donde hace gala de su profunda ignorancia y desesperación, dirigiéndose a ‘sus amigos del Facebook’ intentando ridiculizar y ofender la inteligencia de los maderenses al desinformarlos con respecto al estatus de la plaza Isauro Alfaro.

El veterinario habla en una idea retrograda y rememorando sus “glorias pasadas” cuando fue alcalde, aunque por muchos años después jamás dijo nada.

Existe un banco que invirtió con respecto al tema de estacionamiento. Lo hizo, en una fórmula que involucra al estado, municipio y particulares, como se hace en un país civilizado y moderno, en donde se debe de resolver por la vía legal respetando a todos los actores.

Las concesiones con capital de gobierno y privadas han demostrado ser la gran solución para el desarrollo económico y, estas, son justamente lo que ha propuesto el gobernador del estado, Francico García Cabeza de Vaca. Acciones en donde capital privado y el del gobierno conjuntamente puedan poner en funcionamiento obras y servicios a la población.

En el país y en Tamaulipas, cada día se requieren más políticos y funcionarios educados en la capacitación para el servicio público o lo que es lo mismo: cada chango a su mecate, el veterinario a las vacas y los que entienden de manera seria a los temas de interés del pueblo, a lo suyo.

Las críticas de Joaquín Hernández Correa, sugeridas y ‘cuchiliadas’ por el soñador de la silla presidencial en Madero y actual director del Conalep en Tamaulipas, Agustín de la Huerta, son cada vez más ridículas y con las que de manera natural se están haciendo auto sabotaje.

Su ambición, mezquindad y desconocimiento, no les dejan visualizar el verdadero proyecto de su gobernador.

Por su parte el veterinario Joaquín Hernández Correa, quien de manera coyuntural y de ‘pura bamba’ la suerte lo puso en el congreso, debería de estar curando las enfermedades de los animalitos.

El modo de su crítica es vetusto y obsoleto. Desconoce números, características y alcances.

Es, al más puro estilo sindical de los 70’s.

 

Muchas gracias y hasta pronto…

 

Últimas noticias